6/16/2009

Tag: ,

Oscar Portela


Oscar Portela

Poemas

Versiones del Portugués
de Vera Luz Laporta



1. EPIFANIA


Epifania és: aura medida que o sol
desenha sobre o poema a salvo
do imundo: o ouro vivo respira
por teus poros e a carne que vibra
berço de um anjo na graciosa cintura
que baixa até teu ventre aonde moram
daimons que abrem tuas estreitas nádegas
arremessadas pelas marés do desejo
da paixão e treme o músculo
que se faz rodocrosita entre as pernas
com que sustentas o templo de teu corpo
aonde se faz luz o mundo e rí
a eternidade entre as formas do deus
que enamorado do mortal concorda
em estar junto ao frágil sem destruir seu alento

Assim te fazes meu e eu te pertenço
no orgasmo com que o amor perece
e volta a eternidade a gravar o mundo
do nascimento: epifania és daquilo
que puxa em mim para retornar ao círculo
e para dar forma à entrega despojado
de tudo e consagrado ao elogio
de teu sexo



1. EPIFANÍA


Epifanía eres: aurea medida que el sol
dibuja sobre el poema a salvo
de lo inmundo: el oro vivo respira
por tus poros y la carne que vibra
cuna de un ángel en la grácil cintura
que baja hasta tu vientre donde moran
daimones que abren tus prietas nalgas
arremejidas por las mareas del deseo
de la pasión y tiembla el músculo
que se hace rodocrosita entre las piernas
con que sostienes el templo de tu cuerpo
donde se hace luz el mundo y ríe
la eternidad entre las formas del dios
que enamorado del mortal se aviene
a estar junto a lo frágil sin destruir su aliento.

Así te haces mío y yo te pertenezco
en el orgasmo con que el amor perece
y vuelve la eternidad a esgrafiar el mundo
del nacimiento: epifanía eres de aquello
que puja en mí para tornar al círculo
y para dar forma a la entrega desposeído
de todo y consagrado a la alabanza
de tu sexo.




2. AGORA


Agora que meus sóis mortiços
Vão eclipsar-se definitivamente,
Como não salmodiar ao Deus que nasce,
Estrela da manhã, nova aurora –
E libar de seu pólen que dá vida
E abras de luz a um mundo ensimesmado?
Aqui bebe o mortal, não nos
Deuses crucificados ou dolentes,
Senão na transfiguração eterna do
Mesmo, o mesmo sol eternamente
diferente. És Apolo e és Márcias
A um só tempo: seus caracóis caem
Sobre o poente como versos
De uma cadência insone que a si mesma
Se ignora. Os tempos de indigência
Não são gratos. Em estranhos converte
Os que gratidões e reverências
Se prometem e compactuam um segredo
Que ao mesmo mundo deixaria inerte.
Quatro letras, quatro signos configuram
O alfabeto que pôs um Deus entre
meus lábios para que cante o canto
Já póstero daquelas ousadias
Que me levaram antes ao “Conquero”. Sai
Da água, do canto emerge sempre
Como o mesmo renovado e nesta
Solidão da alma minha, o amor se me morre
Entre os lábios. É a vida que volta
Enquanto já me despeço destes ares.

2. AHORA

Ahora que mis soles mortecinos
Van a eclipsarse definitivamente,
¿Como no salmodiar al dios que nace,
Estrella de la mañana, nueva aurora –
Y libar de su polen que da vida
Y abras de luz a un mundo ensimismado?
Aquí bebe el mortal, no en los
Dioses crucificados o dolientes,
Sino en la transfiguración eterna de lo
Mismo, el mismo sol eternamente
Diferente. Es Apolo y es Marcias
A un mismo tiempo: sus bucles caen
Sobre el poniente como versos
De un cadencia insomne que a si misma
Se ignora. Los tiempos de indigencia
No son gratos. En extraños convierte
A los que gratitudes y reverencias
Se prometen y pactan un secreto
Que al mismo mundo dejaría inerte.
Cuatro letras, cuatro signos conforman
El alfabeto que puso un Dios entre
Mis labios para que cante el canto
Ya postrero de aquellas osadías
Que me llevaran antes al Conquero. Sale
Del agua, del canto emerge siempre
Como lo mismo renovado y en ésta
Soledad del alma mía, el amor se me muere
Entre los labios. Es la vida que vuelve
Mientras ya me despido de éstos aires.

3. CHAVES


Chaves, chaves, em que ocultos
sarcófagos,
nas câmaras mortuárias
de que infaustas noites,
em que negro coração,
em que remotas madrugadas
de que longínquos Universos,
os encontrareis enterradas, e hoje, hoje,
que tocam a Diana nas aldabas
enclausuradas deste coração
ferido pela flecha de Apolo,
uma e outra vez, uma e outra vez,
ferido, e o gosto do peixe
sobre meus secos lábios, chaves, chaves,
voltai a mim e abri o mar de minh’alma
à estranha luz e outros novos poderes.


3. LLAVES

Llaves, llaves, en que ocultos sarcofagos,
en las camaras mortuorias
de que infaustas noches,
en que negro corazón,
en que remotas madrugadas
de que lejanos Universos,
os hallais enterradas, y hoy, hoy,
que tocan a Diana en las aldabas
clausuradas deste corazón
herído por la flecha de Apolo,
una y otra vez, una y otra vez,
herido, y el regusto de la pez
sobre mis secos labios, llaves, llaves,
volad a mí y abrid el mar de mi alma
a extraña luz y otros nuevos poderes.

Mónica Delia Pereiras

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

2 comentarios:

  1. FUGAS ESTRELLA DEL DESEO


    Por Oscar Portela


    Por un fugas instante

    -aquel de las fugacidad de las estrellas

    en un cielo diáfano de estío-

    cuando la mirada lanzada hacia

    el abismo veía correr los astros

    dentro del alma como si en esta se hiciera

    todo el espacio cósmico tal vez adiviné tempranamente

    tus piernas talladas por un Dios

    y tu cuerpo fundido en bronce y opalina.


    Pero como la niñez y el estío

    y las hojas y el agua que no cesan

    o las luciérnagas que habitan en las noches

    y en este corazón donde tu ya no estás sino

    en la imaginería del deseo de ti, aún perduras.


    Astro fugas relámpago y Perseo

    que sin embargo estás

    pués te alimentas

    de las palabras del poema.

    ResponderEliminar
  2. “60 YA”
    poema de OSCAR PORTELA

    El minutero, la clepsidra,
    Las sombras lo confirman.
    El corazón muestra aquello
    Que cae como la roca de Sísifo
    Y se disuelve contra el precinto
    De la voluntad vuelta contra el tiempo
    Y su fue. Madre que ya no hablas en mis
    Sueños: “lo espectral se hace carne”
    Y el cuerpo todo se vuelve espectro
    De las derivas que dejo para mí.
    13/05/10


    Rodeado de numerosos amigos a los que calificó de íntimos, OSCAR PORTELA cumplió el 13 de Mayo 60 años: los concurrentes hicieron uso de la palabra y cerró esta cita el Dr. Ricardo Guillermo Leconte (Ex Gobernador de Corrientes- Argentina) calificando a Portela como un " elegido", que de ningún modo podía renunciar a ese don: eco de otras palabras de grandes escritores, como las que estampó el Marco Denevi de “Ceremonia Secreta” cuando afirmó: "Descubríos señores: un poeta".

    Oscar Portela

    ResponderEliminar

 

Ads